LABORATORIO / CONOCE A NUESTRO EQUIPO

CONOCE A NUESTRO EQUIPO

Entrevista a Wendy Garin Behrens – Monitora de Protocolos Clínicos

MELISA Institute no es solo un trabajo, es mucho más que eso. Para mí …es una labor, un servicio, un grato servicio a la comunidad”.

Matrona de Profesión…, inicia en Universidad de Concepción como estudiante de Obstetricia y Puericultura, su vida laboral comienza en Santiago de Chile en una corta estadía en Hospital Sotero del Río, luego varios años en Clínica Las Condes, en paralelo ejerce como matrona voluntaria de Cruz Roja La Florida demostrando un gran sentido de vocación. Dada la salud alterada de su madre vuelve a ciudad de Concepción donde trabaja en Clínica Francesa y Clínica Sanatorio Alemán en la que al principio fue como reemplazante, luego unos meses como coordinadora de Servicio Obstetricia y Ginecología terminando como Matrona polifuncional en cuarto turno en ese mismo Servicio, siempre dando su mejor desempeño. Así es como en el marzo del año 2014 conoce MELISA Institute y es llamada a formar parte de nuestro equipo que integra actualmente.

¿Wendy, qué significa para usted trabajar en MELISA?

MELISA Institute no es solo un trabajo, es mucho más que eso. Para mí …es una labor, un servicio, un GRATO servicio a la comunidad.

Es colaborar con todo lo necesario para que cada integrante del equipo haga su tarea en lo que respecta a la investigación, es la tarea de obtener algo así como materia prima para los investigadores.

Las mujeres y parejas que llegan a nosotros del mismo modo que cuando yo llegue, no es fruto de la casualidad, todo tiene razón de ser, llegan en busca de ayuda ,guía y orientación que los llevará a formar familia, pero al final se dan cuenta que el proceso va más allá, que es conocerse y aprender de sí mismos, una experiencia que proporciona conocimiento para guiar en el futuro a sus propios hijos y pares, enriquecedora en el sentido que pueden colaborar y aportar en el avance de la ciencia que servirá a otros.

He trabajado en varios centros hospitalarios, pero nunca en uno de investigación. MELISA Institute es mi primera experiencia en este ámbito y nunca pensé que me iba a agradar tanto.

Es un equipo extraordinario, muy profesional.

¿En qué consiste su trabajo en el Instituto?

En MELISA Institute estamos trabajando sobre una línea de investigación que estudia biomarcadores moleculares tempranos de embarazo, en otras palabras, esta investigación busca conocer el diálogo molecular entre la madre y su hijo antes de la implantación a través de métodos no invasivos.

Mi labor es encontrar a las mujeres y parejas sanas que estén en búsqueda de un embarazo, contactarlas, presentarles el Instituto, y todo lo que respecta paso a paso el protocolo investigativo contarles por qué queremos su participación y cómo nos puede colaborar, realizo anamnesis clínica, examen físico, o sea screening de pacientes según los criterios de inclusión del protocolo. Coordino seguimientos foliculares ecográficos y toma de muestras, además de su acompañamiento en cada etapa del proceso hasta lograr el embarazo y parto, siendo derivadas a su médico tratante o al del equipo.

Veo qué pacientes pueden participar y cuáles no, asesorada por el Equipo de Reclutamiento. Las que no, se excluyen del protocolo, pero no de la asesoría, ellas quedan entonces en contacto con nosotros siendo derivadas a nuestro especialista el Dr. Juan F. Stecher, Gineco-Obstetra, quien evalúa en otros aspectos clínicos para cerrar el proceso.

Una vez que deciden participar mi función es cuidarlas, motivarlas, incentivarlas y educarlas en los diferentes ámbitos que el protocolo requiere, siempre apoyada y supervisada por todo el equipo clínico.

Procuro hacerlo con un vocabulario estándar que puedan comprender fácilmente. Enfocar cada caso de manera personalizada, integrando a la pareja, ganando su confianza y viendo cómo lo podemos llevar a su vida diaria para no entorpecer su rutina o sea un proceso amigable donde se sientan apoyados, acompañados, escuchados y contenidos, independiente del resultado.

Habitualmente las parejas se sienten tan agradecidos con la experiencia que son ellos mismos los nos refieren más pacientes.

¿Qué mujeres llegan a ustedes?

Todas las que llegan, llegan por un interés en común, desean ”embarazo”

Llegan mujeres que buscan un embarazo por primera vez, o desean un nuevo embarazo para hacer crecer la familia o mujeres que por una u otra razón no lo han logrado a pesar de estar sanas. También acuden a nosotros mujeres que están interesadas en formar parte de este proyecto solo por colaborar. Llegan muchas mujeres con problemas para concebir, que han pasado por muchos centros de fertilidad, que sabiendo que el protocolo es para pacientes sanas, llaman igual buscando una esperanza.

No llegan para que resolvamos su problema, llegan angustiadas buscando que las escuchen, un oído que les tenga paciencia, para liberar su miedo su ansiedad de solo pensar que quizás no se pueda embarazar sin siquiera haberlo intentado; escuchar y poner atención en lo que necesita, solo eso puede generar un cambio ya que en estos tiempos el estrés juega en contra para este tipo de pacientes que en el mayor de los casos tienen todo normal pero no se embarazan.

¿Qué mujeres entran en el protocolo?

Mujeres voluntarias entre 18 y 35 años, sanas, ciclos regulares y peso normal, queriendo buscar embarazo desde hace menos de 6 meses.

¿Cuál es el desafío?

Este es un trabajo de apoyo personalizado y confidencial donde acompañamos a las pacientes en cada etapa del protocolo investigativo donde se precisa herramientas de psicología, pero sobre todo estar atentos a sus necesidades.

Los protocolos de MELISA Institute son exigentes y para garantizar resultados debemos ser rigurosos en la metodología. Eso implica la plena colaboración y compromiso de la paciente y del equipo. Es necesario ganar su confianza, saber interpretar sus palabras y silencios.

La clave de MELISA Institute está ahí, hacer el proceso sumamente personalizado, trabajando en equipo, abierto a nuevos conocimientos, a descubrir y comprender este mundo en que estamos implícitos, a devolver la mano a la sociedad con este aprendizaje adquirido, avances de la ciencia para mejorar las condiciones de vida de todos sin límites ideológicos ni laborales, y disfrutar de ello.

Con lo que a mí respecta he comprobado el trabajo en conjunto y por eso que no me importa dejar horas de sueño, descanso, actividades personales, aunque siempre he podido hacer todo y articular con los miembros del equipo como para que todos cumplamos con los objetivos, no solo del instituto sino también personales. Han sido empáticos conmigo incluso cuando tuve que resolver algunas circunstancias familiares que me quitaron más tiempo del que pensaba tener.

Sabemos que este proceso es un proceso generador de dependencia y de un poco de estrés. Lo que tenemos que lograr es que no se sienta invadida y que sepa que forma parte de una investigación cuya validación de resultado, dará luz a muchas otras mujeres que se encuentran en su misma situación.
Generando impacto en mejorar las condiciones de vida del más pequeño de los pacientes.